lunes

se va.

se va.
dice que se va.
yo no quiero y ella tampoco.
pero es complicado.

y dirá: pues para mí no lo es.

a punto de llorar. al punto, como las patatas.
y ya es bastante para ser yo.

3 comentarios:

  1. Uhm.. me atraen estos textos,, voy a seguirte, a ver :)

    Un saludo...
    Curiosa coincidencia estética con mi blog, jeje..

    Saludos y buenas letras.

    ResponderEliminar

Demasiado frío para tan ausente compañía

Demasiados sueños quedaron bajo estas sábanas de esparto, que rozan, pican, queman, enrojecen y recuerdan todo lo que hice, todo lo que he dejado de hacer y todo lo que he soñado.